¡Los Rayos mandan en Puebla!

Por: Jorge Román Bonilla Waldo

Dio inicio la jornada 5 del Clausura 2019 entre Club Puebla y Necaxa en la cancha del Estadio Cuauhtémoc.

Las aficiones tanto de la escuadra camotera como de los hidrocálidos se dieron cita en las gradas del “Coloso de Maravillas” para presenciar el cotejo entre dos escuadras necesitadas de puntos en busca de una mejor posición en la tabla general de la Liga MX.

Previo al pitazo inicial se rindió homenaje al portero mundialista en México 86′ Pablo Larios Iwasaki con un minuto de aplausos y una manta desplegada por la porra del Puebla.

Al minuto 7 de juego Vladimir Loroña, adelantó a los de la Angelópolis pero no contaban con la pronta reacción de los aguascalentenses quien igualarian el marcador por cuenta de Ángel Sepúlveda al minuto 11 del partido.

Los dirigidos por Guillermo “Memo” Vázquez, demostraron autoridad en la cancha y con doblete de Brian Leonel Fernández al 37 y 48 remontaron el marcador.

La Franja intentó jugada tras jugada, pero la efectividad del equipo electricista salió avante en el Coloso de Maravillas.

Los ánimos en la cancha se encendieron tras los 7 minutos de compensación que el árbitro otorgara como prórroga de un partido pasado por medio campo con ligeros destellos de buen fútbol.

Entonces, la “cámara húngara” hizo acto de presencia en los minutos finales tras la impotencia de una escuadra poblana por el pésimo desempeño.

Minutos más tarde el delantero Lucas Cavallini perdió la cabeza y salió expulsado por una artera entrada sobre el jugador necaxista.

La afición enfranjada ovacionaba al jugador canadiense que se hizo de palabras con la gente hidrocalida en las gradas, mientras que Facundo Castro colocaba el último clavo al ataúd camotero y ponía el marcador 4-1.

En las próximas horas se definirá el futuro del entrenador Enrique “Ojitos” Meza tras los resultados de esta campaña.